TRAVESÍA A NADO AL PUERTO DE VALENCIA
TRAVESIA A NADO VALENCIA 26 - DOS DISTANCIAS 2500/700

PLAN DE ENTRENAMIENTO

TN

VLC
LA NATACIÓN EN AGUAS ABIERTAS

ENTRENAMIENTOS PREVIOS A LA PRUEBA

Búscate tiempo para disponer de al menos tres sesiones semanales. Por experiencia te digo que la natación requiere estar «enganchado» a base de no alejarte demasiado de la piscina. Es bueno alternar los días, de manera que el cuerpo pueda descansar un día del esfuerzo del día anterior, y estar mentalmente con más ganar de meterte en la piscina o en el mar para entrenar (2000 o 3000 m). Piensa que vas a necesitar de tu tiempo libre para entrenar.
Reconozco que la práctica de la natación no tiene el aliciente de correr o pedalear, ni siquiera en solitario.

Intenta buscarte un amigo o amiga para hacer el reto. No podréis casi hablar en los entrenes pero sí que os obligareis el uno al otro.
Si ya estás convencido. Vamos a ello. Si estás acostumbrado a nadar, no te pongas a aumentar la cantidad de metros a nadar sin haber cogido base. Acostumbra al cuerpo, y sobre todo al corazón, a coger pulsaciones. Emplea un tiempo de tu entrenamiento a salir a correr. Media hora por ejemplo. Y aprovecha para hacer abdominales, flexiones de tríceps... variarás el menú del entrenamiento, no será siempre de agua y lo harás más divertido.
¿Ya estás en el agua?. Pues la primera regla de oro: no te atiborres desde el primer día. Se te pueden ir las ganas porque al día siguiente estarás lleno de dolores musculares que te mandarán al dique seco.

La clave del entrenamiento en la piscina es ir subiendo el metraje poco a poco. Haz cada día un poco más de lo que hacías el día anterior. Has series más largas, pero más suaves. Si antes las hacías de 50 metros, empieza a hacerlas de cien y luego pasarás a doscientos. Si trabajas por tiempos, lo mismo. Acabarás haciendo series de, por ejemplo, diez minutos con una pequeña pausa. No te vuelvas loco con la velocidad, porque lo que tienes que coger es fondo. Mantén el ritmo, y si escuchas música antes de entrar al agua, la llevarás en tu cabeza en esos momentos y te ayudarán al ritmo y no sentir el cansancio de la misma manera.

Plantéate cubrir metrajes cada día, pero sin necesidad de cubrirlos de un tirón. Yo, por ejemplo, compito en pruebas de 10 kilómetros y puedo nadar esa o una distancia cercana, pero a intervalos.

Y no olvides la clave de toda la preparación: no te agobies. Es para disfrutar. No vas a disputar un título del mundo, sino una prueba contra tí mismo.

LA ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN

Como paso preliminar, has de adecuar la alimentación.

Mejora la ingestión de hidratos de carbono, es decir, aumentar en días previos a la prueba tus platos de pasta: los vas a quemar sin duda.

A cambio, procura evitar esos excesos que haces de bollería y de todo aquello que tu y yo sabemos que es un capricho de calorías.

Toma mucha fruta y no dudes en incluir algún plátano.

Por si acaso, durante la semana puedes si te ves muy cansado, acompañar a tu dieta de algún complejo vitamínico, que te dará un extra de fuerza.

La natación es un estupendo quemagrasas, pero progresivo. Sobre todo, si no estás acostumbrado a la natación, primero harás músculo. Así que no te guíes por la báscula, que igual te marca el mismo peso, sino por tu propio aspecto.

Aunque te creas que no has sudado, porque estás en el agua, la natación es un ejercicio exigente. Así que no dudes en hidratarte convenientemente. Bebe siempre que puedas en los entrenes como antes de la prueba.

HA LLEGADO EL MOMENTO

Infórmate convenientemente de las características de la prueba, la travesía al Puerto de Valencia, es una prueba que supera los 1500m, así que ve a nadar con un equipo adecuado, incluyendo el bañador, gafas de natación y gorro. Usa la protección que por la fecha y el tipo de agua (salada) requiere (protector solar, para la cara y sobretodo, grasa protectora o vaselina, para las axilas, cuello, y entrepierna, evitando así los roces que provoca el contacto constante de nuestros movimientos y bañador, sobretodo en las chicas, al contactar durante un largo período de tiempo con la sal del mar.

Esa misma mañana, desayuna, pronto, allá las 7 am, de forma ligera, café con leche o buen tazón de colacao, zumo con azúcar, algo de fruta o un yogurt.

Intenta estar hidratado, puesto que la travesía empieza a las 10 am, pero has de estar pronto en el Puerto, para la recogida del chip y el traslado hasta la zona de salida.

Prepárate para llevarte algún golpe en la salida, deja que salten los nadadores de competición delante ya que ellos están acostumbrados y van a disputar la prueba.

Recuerda que vas a ir en un pelotón que da brazadas y patadas, que uno nada hacia un lado y no ve al que tiene detrás suyo. Y además, la orientación a nivel del mar no es la misma que pueda tenerse desde arriba el público o acompañantes y jueces. Tú da ejemplo de tu deportividad, sin molestar al resto, hay mucho mar para nadar.

¡Ten los ojos bien abiertos en época de medusas!, pero en julio, en el puerto, no suele haber, es muy difícil.

Evita tragar agua, ya que es un puerto, y sabes que pasan muchas embarcaciones por él, pero tampoco es grave un trago.

Y, como siempre, disfruta: estás practicando un deporte muy sano.

Víctor Manuel Moreno Vidal
Nadando la Travesía desde 1992 - campeón en 11 ediciones